Preguntas Frecuentes

¿Por qué se llama Pilates?

Se llama así por su creador, Joseph Humbertus Pilates (1880-1967). Él lo denomino “CONTROLOGIA”, pues se basaba en el control de los movimientos del cuerpo en sinergia con la mente. Pero con el tiempo sus seguidores comenzaron a darle el nombre de su creador, y así es como lo conocemos en nuestros días.

¿Qué hace el método Pilates diferente?

J.H. Pilates prefería realizar un ejercicio controlado con pocas repeticiones pero con más precisión. Esto lo diferencia de los ejercicios típicos de musculación, ya que además trabaja tonicidad y estiramiento en una misma proporción.

¿Pilates lo puede practicar quién quiera?

La práctica es accesible a todo el mundo puesto que se divide en diversos niveles. El instructor de Pilates debe adaptar los ejercicios a las necesidades y al nivel físico de la persona. Por lo tanto lo pueden practicar desde personas con problemas físicos, hasta deportistas de elite. Siendo igual de efectivo para ambos.

Es un método ideal para prevenir lesiones o para rehabilitarlas, para el desarrollo del niño, en embarazadas, deportistas y para cualquier persona que quiera mejorar su condición física y mental, y por lo tanto su calidad de vida.

¿El método Pilates me va a quitar el dolor de espalda?

Depende del origen del dolor y de la opinión de tu médico. Pilates NO reemplaza la fisioterapia y es muy importante que hables con los instructores de tu caso particular.

La práctica del método Pilates puede disminuir o quitar el dolor de espalda. Esto se consigue gracias a la descompresión vertebral que se genera al fortalecer la musculatura profunda, encargada de estabilizar y mover la columna vertebral, así como la región abdominal y suelo pélvico.

El efecto que se consigue es el contrario al generado por la fuerza de la gravedad en nuestros discos vertebrales (aplastamiento), o sea, creamos más espacio entre nuestras vértebras, mejorando la postura y el dolor de espalda.

¿Qué diferencia hay entre el Pilates de suelo colectivo y el Pilates en aparatos en grupos reducidos?

Las sesiones en grupos reducidos de hasta 5 personas aseguran la calidad de la clase y la atención personalizada, vigilando el monitor en todo momento que cada ejercicio se realiza correctamente.  La precisión y el control son esenciales en el Método Pilates, por lo que la calidad de estos principios se vería sensiblemente reducida si se aumentase el número de personas ya que resultaría imposible dirigir y atender  a más personas a la vez por instructor.

Un buen Pilates se debe realizar en un estudio preparado con buenos aparatos que ayuden a realizar una gran gama de ejercicios con seguridad, preservando la calidad del método.

En Go Pilates nos aseguramos de dar la calidad requerida, con la utilización de los mejores aparatos del mercado de la firma Balance Body.

¿Cómo sé que las clases de Pilates las imparte un buen profesional?

Los profesionales de Pilates deben estar debidamente certificados internacionalmente y reconocidos como tal por la Pilates Method Alliance, que es la organización que vela por que el Método Pilates se imparta adecuadamente en todo el mundo.

En Go Pilates todos los instructores poseen dicha certificación.

¿Ayuda el método Pilates a combatir el estrés y la fatiga?

El estrés y la fatiga son el resultado de una postura incorrecta y de innumerables desequilibrios corporales. El método Pilates ayuda a corregir estos desequilibrios, a mejorar la concentración y, ayudando a la persona a respirar correctamente, combatiendo el estrés y los efectos negativos que ello conlleva.

LLevo mucho tiempo sin realizar ejercicio. Nunca he hecho Pilates ni nada parecido. ¿Me resultará muy duro la práctica del método?

No te preocupes, en GO PILATES preparamos un curso de iniciación del método en 4-5 clases personalizadas donde el instructor, después de realizar una breve entrevista y un análisis postural, le enseñará las claves y los movimientos fundamentales del método en los diferentes aparatos, para que se vaya familiarizando, y posteriormente en la clase colectiva irá  adaptando la intensidad de cada ejercicio a las características físicas de cada persona, tanto en su caso como en el de aquel deportista acostumbrado a realizar grandes esfuerzos.

¿Pueden las embarazadas realizar el método Pilates?

Si ya has practicado el método con anterioridad estaría indicado, siempre y cuando tu médico no lo desaconseje. En el caso de que nunca hayas practicado Pilates, si el médico lo aconseja, podrías hacer Pilates a partir del tercer mes de embarazo. Después es ideal comenzar a realizarlo para reestablecer toda la musculatura abdominal y del suelo pélvico.

¿Con qué frecuencia debo practicar el método?

Para una eficacia óptima, se recomiendan de 2 a 3 sesiones por semana, variando en función de la disponibilidad y objetivos de cada persona.

¿Puedo perder peso realizando el Método Pilates?

La práctica del Método Pilates ayuda a adelgazar y a moldear la figura si se combina con unos hábitos saludables y una dieta equilibrada. Ayuda a mejorar el tono muscular en dietas de adelgazamiento y aumentar el metabolismo basal al ser un entrenamiento aeróbico, de fortalecimiento y flexibilización muscular.

Soy Atleta de larga distancia y tengo habitualmente dolores en la cadera y en la espalda baja. Me gustaría saber qué beneficios puedo obtener realizando Pilates

Un atleta sea o no profesional que quiera mejorar su rendimiento evitando lesiones típicas del deporte que realiza, debe saber que el método Pilates le proporcionará un programa complementario de ejercicios compensatorios de fuerza y  flexibilidad  para evitar desequilibrios musculares comunes que se producen con gran facilidad durante el entrenamiento para un maratón o al correr largas distancias regularmente, equilibrar su musculatura, debido principalmente a las estrategias de compensación que se adoptan cuando los músculos clave se comienzan a fatigar. Uno de los músculos de fatiga rápida es el glúteo medio, que es el principal responsable de la estabilización del movimiento lateral de la pelvis al estar de pie sobre una pierna. En un maratón el corredor da como mínimo 41.000 pasos. Cada uno de los pasos requiere que el glúteo medio de la pierna estabilizadora se active adecuadamente para permitir la colocación del otro pie en frente. Cuando se produce la fatiga y la tarea queda inconclusa, se necesita la concurrencia de otros músculos para ayudar. Estos otros músculos, exigidos en exceso, se ponen muy tensos y se acortan, causando síntomas en esta zona por falta de una biomecánica óptima al correr.

Por ejemplo, si el glúteo medio no funciona en su manera óptima, hay tres estrategias de compensación muy comunes. La primera es que la zona lateral de la pelvis, que incluye el tensor de la fascia lata (TFL), y, a continuación la banda ilio-tibial, se activan. A causa de la repetición, acaban acortándose, produciendo dolores en los laterales de la rodilla. La segunda es una historia parecida en los flexores de la cadera, que acaban causando problemas en la zona de la ingle. El tercer resultado de compensar la falta del glúteo medio se ve en las lumbares. Estos tres síntomas, si han comenzado por falta de estabilidad en la pelvis, se pueden corregir mediante los ejercicios Es la diferencia crucial entre tratar la causa o el síntoma.

Juego al golf y al paddel. ¿Pilates me va a ayudar a mejorar mi rendimiento en ambas disciplinas?.

Por supuesto que sí. Los deportes que me nombras son de gran impacto, y al comprometer a los mismos grupos musculares de un solo lado, crearás unas descompensaciones musculares que derivarán en diferentes patologías y lesiones.
El método Pilates te ayudará a compensar esas desviaciones musculares y desarrollarás una flexibilidad y fuerza adecuadas que te ayudarán a rendir mejor y a disfrutar más de la actividad deportiva.